Cómo elegir tu tabla de body

Saber qué body comprarte puede ser algo abrumador para un principiante, debido al gran abanico de opciones con las que se enfrenta, no solo en modelos sino también en marcas. En Casinuevo trabajamos varias líneas, de distintas marcas, para poder ofrecerte una buena opción en base a tu presupuesto y tu nivel. Tanto el pro como el principiante, van a encontrar su tabla en nuestro local.

Si por algo nos destacamos es por ser un local que brinda una atención personalizada, de calidad, y el mejor asesoramiento, y no queremos que quienes compran online queden por fuera, así que decidimos hacer esta guía para transmitirles el conocimiento necesario para elegir la tabla ideal. Antes de comenzar con la guía te recomendamos que, ante cualquier duda, siempre podés escribirnos a nuestro whatsapp (enviar mensaje ahora).

1. Medida del body

Sin duda este es el punto por el que tenemos que arrancar, ya que es algo fundamental. La regla que solemos usar es elegir una tabla que llegue a la altura de tu ombligo, con una diferencia de más o menos 2.5CM. Aclaramos esto último porque es una regla orientativa, para estimar que tamaño de tabla sería adecuado para vos, pero no es una formula exacta ya que todos somos distintos: no tenemos el mismo largo de piernas, ni el mismo peso, ni corremos las mismas olas.

Ahora sí, teniendo en cuenta tu nivel y la medida que hay del piso a tu ombligo, podes usar esta tabla para saber qué medida de tabla tenes que elegir:

Como notaras las tablas de body, al igual que las de surf, vienen en medidas americanas. En nuestro sistema métrico, una pulgada equivale a 2,54 centímetros, de acá sale el número que te dimos como regla más arriba.

Para alguien que se está iniciando en este hermoso deporte, le recomendamos una tabla que sea 2,5cm más alta que la altura del ombligo. A medida que vas mejorando el nivel, te va a interesar ir bajando el tamaño de tu tabla, hasta llegar a una que quede 2,5cm por debajo de tu ombligo.

De nuevo, no todos somos iguales, y el lugar donde nos metamos también va a ser un factor a considerar. Si corres olas chicas podés agarrar una tabla que sea 1’ más grande, porque te va a permitir generar más velocidad, pero si tu caso es el contrario y soles correr olas grandes, tal vez te interese elegir una tabla 1’ más corta, ya que te va a dar más maniobrabilidad.

2. Elegir el tail (cola) de tu tabla

En este punto vamos a usar algunos términos en inglés, aclarando a que nos referimos, para que el principiante se pueda ir empapando del lenguaje técnico que usamos quienes corremos en body.

Básicamente podemos dividir las tablas en dos tipos, las bat tail (tipo murciélago) y las crescent tail (curva creciente), y ahora te vamos a dar la información de cada una, para que sepas en qué situaciones te va a favorecer cada una, y más importante, saber cual elegir.

Vas a buscar una tabla con crescent tail si corres tanto en prone (acostado) como en Drop Knee (de rodilla), ya que con es un tail con mucha polivalencia. Este tipo de tail es el más popular, el que seguramente tenías asociado a las tablas de body, ya que es lo que solemos ver en la playa.

¿Cuándo ir por una tabla con bat tail? Si surfeas solo en prone y queres ganar en maniobrabilidad, este tipo de tail va a ser más conveniente. Esto se debe a que, por general, un tail ancho nos va a dar estabilidad y velocidad, mientras que uno estrecho te va a dar más maniobrabilidad.

3. Materiales

El tipo de materiales que se utilizaron para construir la tabla va a tener un impacto directo en la rigidez y el peso de la tabla. Los dos tipos principales de espuma que componen el cuerpo de las tablas son el Polietileno (PE) y el Polipropileno (PP). También es muy común encontrar tablas de Polietileno expandido (EPS). Cada uno de estos materiales tiene características específicas que se relacionan con la temperatura del agua, el tamaño de las olas, tus características y tu nivel de habilidad.

  • El EPS es ideal para principiantes, ya que es bien acolchado para codos y caderas, tiene una gran flotabilidad y es más barato que el PE y el PP, pero no es tan robusto como estos últimos dos materiales, por lo que son tablas con menor longevidad.
  • El PE vendría a ser intermedio, ya que es mejor que el EPS pero es más flexible y más pesado que el PP (aunque esto no significa que el PP es siempre mejor). Es un material con un feedback (respuesta) casi instantáneo para el corredor, y permite un mayor control comparado con el EPS. Con este tipo de tabla ya vas a poder correr olas más grandes.
  • El PP, por último, es un material que da como resultado una tabla excelente y versátil. Es un material más duro que el PE pero esto no lo vuelve más pesado, al contrario, la tabla va a ser más ligera y robusta. Es lo recomendado para alguien con experiencia, ya que te permite correr olas más grandes y realizar maniobras mas complicadas.

Ahora que ya sabes las características de cada material, pero esto no es todo: la temperatura del agua también es un factor a considerar. Las propiedades de las espumas se ven afectadas por la temperatura del agua, ya que el agua fría hace que las tablas se vuelvan más rígidas y el agua más templada las vuelve más flexibles.

Un body de PP en aguas de 15° se va a poner muy rígido, lo que es una ventaja en olas glassy (superficie del agua bien lisa) y para corredores con un nivel avanzado, pero va a ser una pesadilla en olas que sean muy movidas.

4. Detalles finales

Si una vez elegidos los 3 puntos anteriores, seguís dudando entre dos tablas que comparten esas características, es decir tiene el mismo tail, son de la misma altura y del mismo material, enfócate en los pequeños detalles que te pueden llevar a inclinarte más por una que por otra. Por ejemplo, el material del slick (la parte que va en contacto con el agua), el color de la tabla (puede que una simplemente te resulte más estética que la otra), si tiene un deck pre-formado o liso, etc…

 

¡Eso es todo! Esperamos que esta guía te haya ayudado! Te esperamos en nuestro local.